No dejes para fin de año, lo que puedes hacer días antes

Es 31 de diciembre, todos en casa corriendo para tener lista la víspera de año nuevo y el almuerzo familiar del primer día del año… unos se bañan  y se peinan, claro como que fuera novedad, pero esa noche hay que estar presentables, como dice la canción “…siempre perfumado y bien peinadito…” y que sí de verdad y de repente que aparece el/la novio/a con apellido bonito … (bueno me salí del guacal otra vez); otros en la limpieza general, mantel nuevo, las bebidas a la refri… tienen que estar frías … otros a la cocina, y entonces oh sorpresa!!!  horror… desesperación… no hay cena… y ahora?

No, no es sorpresa, por primera vez en la vida no nos habíamos puesto de acuerdo para ese día y se me ocurre la brillante idea ME VOY AL SUPERMERCADO…sí a las 11 de la mañana, en año viejo… no sé que estaba pensando, eso es la locura, desde el inicio buscar parqueo, en un sótano oscuro y atestado de vehículos grandes, chicos, nuevos y otros que seguro que su deseo de fin de año es, al menos, una la compasión de una lavadita…

Al fin un espacio… me bajo y entro al supermercado… como primer impacto la cola y sí… es la de la caja para pago, y era la rápida, personas que llevan dos que tres cositas… me dije a mi misma “mi misma aquí pasaras al año nuevo”…

Y de acompañantes… mi madre y tía, dos señoras muy lindas de la tercera edad, sin embargo pensé en aprovechar para pasar a la fila donde atienden más rápido a estas “cabecitas de algodón”… y no… parecía la fila para la farmacia del geriátrico del seguro social… ok distribuyámonos usted va por tal cosa, usted por otra y yo por otra… nos reunimos nuevamente en tal punto… dos horas después (para resumir pues…) estábamos de vuelta buscando caja… como siempre ya en fila a todos se nos olvida algo, y entre esperar pacientemente entre la multitud sentí que me “tocó” el espíritu festivo de la  época de formas muy especiales… por medio de  codazos, pizotones, carretazos  y una que otra maltratada de fin de año…

Claro que al cambio de año fue recibido más que con tamales… y con el firme propósito de no dejar para fin de año lo que puedo hacer unos días antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: