Sagas – Star Wars

30 y pico de años atrás (más o menos creo) fui de la mano de algún mayor, la verdad no recuerdo si fue mi papá o algún tío, pero la emoción era intensa, una niña rebelde, viendo una película “para NIÑOS”, -entiéndase hombres, varones –  con la expectativa reflejada al cien en la mirada, en la sonrisa, preguntando insistentemente ¿ya va a empezar?

Llegamos al cine, en aquel tiempo la entrada costaba la décima parte de lo que cuesta un boleto actualmente,  con mis hermanos peleábamos por buscar y quedarnos con el mejor lugar, ya ubicados con agua y poporopos en mano empieza a oscurecer y empiezan a aparecer aquellas letras amarillas sobre el universo que contaban una historia increíble, audaz, fantástica…y empieza La Guerra de las Galaxias.

Salimos después de dos horas y pico extasiados, con ganas de más esperando las secuelas, aunque más bien veinte años después nos dieron las “precuelas”  (término que se ha vuelto como que popular en el cine ¿verdad?), que realmente fueron fantásticas, tanto tecnológicamente como  ya vistas desde un punto de vista más adulto, con conocimiento más amplio del cine, de tecnología, de cultura y de la conciencia humana, con el espíritu, y veo y trato de explicar a quien llevo ahora de la mano al cine, la profundidad de los acontecimientos, y como relacionarlos con la vida real… en fin entendiendo que ese conflicto entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, siempre ha existido dentro de nosotros mismos, y como ha trascendido al cine, explicado de forma no explicada, pero que nuestro subconsciente sí lo entiende y lo procesa, casi queriéndome dármela de psicóloga o “chamana” para explicar varios porqués, que por cierto los chicos ya preguntan cosas que uno a sus edades ni en cuenta…

Ahora en el 2015 nos ha llegado una nueva etapa, una continuación de esta serie, de enseñanzas, una nueva starwars, donde se juntan los personajes “originales” con nuevos, las enseñanzas de esta secuela, al menos para mí, ver como las cadenas generacionales influyen en nuestra vida (Kylo-ren quiere ser como su abuelo), ver la fortaleza de los personajes, especialmente de los del género femenino, Rey, la princesa Lea, Matz Kanata, Phasma, y sin faltar las relaciones emocionales como las manejan los jóvenes y como las manejamos los adultos, no cambia mucho entre una dimensión y otra.

Esto no es para dar una sinopsis de la película, ni mucho menos una clase psicológica / espiritual, solo es mi punto de visa, como relaciono a veces las cosas, y  que decir, el episodio VII me gustó… hasta allí!  no me gustó la muerte de Han Solo, pero espero que sea significativo para las secuelas (o precuelas ¿? ) de esta saga… y me sigo declarando fan de la fantasía, la acción, de estas historias con tiempo y espacio paralelos al nuestro… sigo con cada una de ellas regresando a mi infancia, las sigo viendo con asombro y con  mente crítica y siempre aprendiendo algo para mí… como dicen en mi tierra “pan para mi matate”.

PD:  Si de casualidad pasa alguien por este espacio visitando y ese alguien no la ha visto… mil disculpas ya les revelé algo importante de la película.

 

Lorelaritos. Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

2 pensamientos en “Sagas – Star Wars

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: