Hagamos un pacto…

Esas fueron sus palabras exactas.

Habían tenido una relación hacía tiempo, para ella no tuvo impacto, él insistía en creer que habían sido novios formales, pero un mes no da formalidad a nada.

Para él compromiso no es su prioridad, solo busca y “tira su anzuelo” por doquier a ver quien cae en él.  Para ella el compromiso no es prioridad… con él.

Entre plática, recuerdos y chistes… le dice “seriamente”

-hagamos un pacto, si a determinada edad, digamos unos 55 – 60 años, seguimos solos, nos juntamos…

– Ja ja ja  – ella se echó a reír,

– ¿por qué te reís? le preguntó,

Ella no respondió, solamente le dió un abrazo y se fue, un abrazo con un toque de sarcasmo,  de indiferencia, de… negativa, lo dejó desconcertado pero ella estaba tranquila sabía que no lo necesitaba, nunca lo necesitó…


Aunque pareciera ser que así pasó… no fue así aunque muy similar… no necesitamos hacer un pacto, no todos nacemos para estar en pareja y si vamos a estarlo va a ser por amor, por gusto no por ser la última oportunidad…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: