Llueve

Llueve copiosamente, las gotas golpean las ventanas y la cálida brisa se ha alocado, compiten como peleando por quien entra primero, quien interrumpe con más ímpetu y nos hace perder la cordura. Me mirás, te veo, me volvés a ver.  El calor sofoca, ni la tormenta refresca. Esta pereza que nos invade, esta modorra que ordena al […]