¡Otra vez!

Corré.. corré… rápido qué nos alcanzan, qué nos alcanzan!!! estas fueron las últimas palabras que escuchó… Había estado huyendo, esta vez de unos perros, eran raza dóberman, ágiles, veloces y… entrenados… para atrapar y paralizar a la presa –  del miedo al menos. Lo siguiente que recuerda son unos pequeños ojos negros, oscuros como una […]